Introducción
Los Bloques de Concreto
Ladrillos de Arcilla
Acero de Refuerzo
Nuevos Sistemas Constructivos
INTRODUCCION

El país actualmente cuenta con tres fábricas productoras de cemento: Cementera Nacional (CANAL), SUPERNIC y NICACEM, contando además con importaciones importantes desde Costa Rica del cemento CEMPA (CRUZ AZUL).

Tanto Cementera CANAL como SUPERNIC, NICACEM y CEMPA se encuentran produciendo cemento bajo la norma ASTM 1157M, la cual difiere en cuanto a la composición química del cemento tipo I, ya que permite la adición de componentes tales como puzolanas o calizas, considerando sí, que no difieran las propiedades físicas y mecánicas con respecto al cemento tipo I.

En lo que se refiere a controles de calidad, cementera CANAL posee un laboratorio para la realización de pruebas químicas, físicas y mecánicas, que son realizadas de acuerdo a las normas de la ASTM. SUPERNIC posee un laboratorio ubicado en la planta de Nagarote, donde se realizan pruebas químicas (espectrómetro), físicas y mecánicas, también bajo las normas ASTM de manera metódica, todos los días, mientras que NICACEM realiza las pruebas de calidad en el laboratorio de SUPERNIC.

El cemento CEMPA es comercializado en Nicaragua a través de la empresa PROBACONS, y realizan los controles de calidad en su propio laboratorio ubicado en Costa Rica. La empresa también realiza pruebas aleatorias mensualmente en NICASOLUM.

La capacidad instalada de la producción nacional es la siguiente:

El principal problema encontrado radica en la manipulación y embodegado del cemento, ya que por ser un material muy sensible al contacto con el agua (humedad del ambiente, lluvia, etc.), sus propiedades cementantes se ven muchas veces disminuidas. Esta debilidad puede ser eliminada capacitando al personal encargado de su manejo y garantizando las condiciones necesarias para el transporte y las condiciones mínimas en las instalaciones para bodega.

LOS BLOQUES DE CONCRETO

Los bloques de concreto constituyen el material de construcción al que más importancia se le ha otorgado en los estudios, dado que en Nicaragua la mayoría de las viviendas y otras construcciones son construidas con el sistema de mampostería confinada y en menor grado con mampostería reforzada.
De acuerdo al grado tecnológico, capacidad de producción, personal calificado y calidad de los productos, el M.T.I. ha clasificado a las fábricas productoras de bloques de concreto en tres categorías:

Las fábricas industriales que se caracterizan por poseer un sistema de producción mecanizado y/o automatizado, producción en serie con volúmenes considerables, controles de calidad de forma sistemática o periódica, buena presencia en el mercado local y ventas de regular tamaño. Todos estos aspectos permiten una calidad óptima tanto en el proceso de producción como en el producto final. Dentro de esta categoría se pueden incluir las siguientes fábricas MAYCO, COPRENIC, LADRILLERIA SAN PABLO, PROCON y DICON. Los resultados de pruebas de laboratorio indican que dichas fábricas cumplen con la resistencia mínima requerida en el Reglamento Nacional de Construcción que es equivalente a 780p.s.i. (55 kg/cm_).

Las fábricas semi-industriales son aquellas con una capacidad instalada tal que permita un volumen de producción de magnitud intermedia, con procesos de producción a través de maquinaria mecanizada o electromecánica, controles de calidad de forma aislada. Dentro de los registros del MTI. se cuenta con 60 fábricas en esta categoría, ubicadas principalmente en el área de Managua y en menor escala en diferentes ciudades del Pacífico. Sobre la base de la asesoría que el MTI ha venido brindando a estas empresas y a los controles de calidad sistemáticos que realiza, los resultados de pruebas de laboratorio indican que existe una mejoría notable en la calidad del producto pasando del 62.20% de resistencia de la norma a cumplir con el 100% de la misma en los años de 1998 y 1999.

Las fábricas artesanales se caracterizan por poseer bajos volúmenes de producción, sistema de producción basándose en maquinaria obsoleta o realizados manualmente, ningún control de calidad, ventas para la subsistencia del productor, dentro de esta categoría se pueden incluir a todas aquellas fábricas populares que en los últimos años han aparecido producto del desempleo. El MTI tiene registradas 20 fábricas de esta categoría, ubicadas principalmente en el área de Managua. Los resultados de pruebas de laboratorio indican que estas fábricas no cumplen con la resistencia mínima requerida en el Reglamento Nacional de Construcción, sin embargo dado la asesoría brindada por el MTI y al seguimiento de control de calidad estas fabricas artesanales han mejorado la calidad del producto pasando del 30% de resistencia en el año del 1995 al 69% en el año de 1999.

A través del seguimiento y control de calidad a las fábricas productoras de bloques de concreto se observa que el problema principal radica en las fábricas artesanales debido a que éstas no utilizan una buena aplicación en los procesos productivos. Se han unido esfuerzos entre el MTI, el MIFIC y el Programa de Apoyo a la Mediana y Microempresa, para conducir talleres de capacitación a pequeños y medianos productores con el objetivo de mejorar técnicamente la calidad de sus productos, con lo que ha mejorado sustancialmente la resistencia de los mismos.

Es importante mencionar que la mala calidad del producto se debe entre otros aspectos a:

  • Falta de atención a la materia prima utilizada. En el caso de la arena Motastepe ésta algunas veces contiene materia orgánica (capa vegetal) y otros elementos como tobas y terrones, lo que incide en una baja en la calidad de los bloques. Por lo general algunos productores omiten el cernido de este material por los gastos extras que tal medida ocasiona. En los departamentos de León, Chinandega, Nueva Segovia y Madriz, la arena utilizada proviene principalmente de los ríos por lo que se requiere de un diseño del mortero para la realización de los bloques.
  • Mala dosificación del cemento, ya que producen de 28 a 32 o más bloques por bolsa, lo que indica que no se están tomando en cuenta las observaciones correspondientes a un máximo de 27 bloques por bolsa de cemento (para el caso de Managua).
  • Otro punto esencial es el curado de los bloques, el que según normas debe ser de 28 días para poder lograr la resistencia adecuada. Esta medida por lo general no está siendo atendida por los productores, ya que comercializan el producto a los 8 días.
LADRILLOS DE ARCILLA

Otro material importante lo constituye el ladrillo de arcilla cocido, conocido como ladrillo cuarterón, producido principalmente en La Paz Centro, Granada, Boaco y algunas ciudades del Norte del país. Es producido de manera artesanal, aunque en Managua, la fábrica Chiltepe tiene capacidad instalada para producirlo industrialmente.

El parámetro principal para medir su calidad está establecido en el Reglamento Nacional de Construcción, siendo éste la resistencia mínima a la compresión de 100 kg/cm2. Los resultados de las pruebas de laboratorio indican para los ladrillos de La Paz Centro una resistencia que varía entre el 80 % y el 95 % del mínimo (producción de verano).

ACERO DE REFUERZO

El Acero para Refuerzo es otro material de construcción que por su importancia en las edificaciones, su calidad es verificada y estudiada. El acero para refuerzo que se utiliza en Nicaragua es aquel que cumple con la norma ASTM A-615, la cual exige características de resistencia, ductilidad, dimensiones, límites de algunos elementos constitutivos y etiquetado.

Este material es fabricado en Nicaragua por INDUMETASA e IMMSA, pero debido a la insuficiente capacidad de producción de las mismas, es también importado de Guatemala (Aceros de Guatemala), El Salvador (CORINCA) y Costa Rica (LAMINADORA COSTARRICENSE).

Los principales problemas observados son: diámetro del denominado acero milimétrico, el cual no cumple con las especificaciones requeridas; aplastamiento de la corruga, el cual se presenta durante el proceso de enderezado (en algunas maquiladoras) afectando la adherencia entre la varilla y el concreto; y por último la falta de etiquetado.

El MTI mediante Resolución Ministerial # 40, publicada el 03 de noviembre de 1997, sobre el Uso e Importación del Acero para Refuerzo exige el cumplimiento de la norma ASTM A-615. Para hacer cumplir con esta medida se unieron esfuerzos con el MIFIC y la Dirección General de Aduanas en el control de las importaciones de las varillas de acero milimétrico, con lo cual se restringió el ingreso de las varillas de 8 mm y 8.5 mm las que eran comercializadas en el mercado como varillas No. 3 (9.52 mm).

En el caso del etiquetado de las varillas, el MTI exigió que todo el acero que se comercializa en el país cumpla con la norma de está etiquetado. Actualmente todas las varillas que se encuentran en el mercado cumplen con este requisito.

NUEVOS SISTEMAS CONSTRUCTIVOS

Los nuevos Sistemas Constructivos representan un aspecto muy importante en el desarrollo de futuras urbanizaciones y edificaciones en general, ya que en su mayoría implican menos peso en la edificación, mayor rapidez constructiva, menos costo y mayor calidad. Los inversionistas son orientados por funcionarios del M.T.I. en cuanto a los requisitos para obtener el aval de la institución, siendo fundamental el estudio de comportamiento estructural que debe ser realizado por un ingeniero estructural nicaragüense de reconocido prestigio en el país.

En muchas de las viviendas construidas para damnificados por el huracán Mitch, se han aplicado estos nuevos sistemas constructivos con muy buenos resultados. El M.T.I. mediante simulaciones en computadora verifica el comportamiento dinámico de estos nuevos sistemas, los cuales a la fecha son: COVINTEC (HOPSA), Panel W, Tecnología Avanzada de Construcción (TAC), MODULTECSA, CONSTRUPLUS, ELECTROPANEL, PRACTIPANEL, SERVIVIENDA, MDOS, Prefabricados CASAPAC, PARENT, CANNICA.